jueves, 26 de febrero de 2015

EL REINO COMPARTIDO DE EDUARDO GALEANO


Febrero 25 

Por Eduardo Galeano

El gobierno de Panamá había ordenado, por ley, la reducción a la vida civilizada de las tribus bárbaras, semibár­baras y salvajes que existen en el país. Y su portavoz había anunciado:
- Las indias kunas nunca más se pintarán la nariz, sino las mejillas, y ya no llevarán aros en la nariz, sino en las orejas. Y ya no vestirán molas, [1] sino vestidos civilizados.

Y a ellas y a ellos les fue prohibida su religión y sus ce­remonias, que ofendían a Dios y su tradicional manía de gobernarse a su modo y manera.
En 1925, en la noche del día veinticinco del mes de las iguanas (febrero), los kunas pasaron a cuchillo a todos los po­licías que les prohibían vivir su vida.
Desde entonces, las mujeres kunas siguen llevando aros en sus narices pintadas, y siguen vistiendo sus mo­las, espléndido arte de una pintura que usa hilo y aguja en lugar de pincel. Y ellas y ellos siguen celebrando sus ceremonias y sus asambleas, en las dos mil islas don­de defienden, por las buenas o por las malas, su reino compartido.
 Territorio kuna en Panamá, Centro América.
En “Los hijos de los días” 
De Eduardo Galeano
Siglo Veintiuno Ediciones, 2012

NOTA



[1] En el idioma kuna (dulegaya), mola significa ropa o blusa. Las molas
son telas cosidos en paneles con diseños complejos y múltiples capas usando una técnica de appliqué inverso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario