miércoles, 21 de febrero de 2018

ANGÉLICA BEATRIZ LACUNZA Y LA POESÍA EN QUILMES


Por Chalo Agnelli
Venimos demostrando por demás que Quilmes ha dado extraordinarias personalidades en todas las actividades humanas: la música en sus amplias manifestaciones, la pintura y la escultura, el arte en general, en dinamizadores culturales y educadores,  en la historiografía, la dramaturgia y, eficazmente, ha descollado en la literatura y dentro de ella en la poesía; en este último género hay un nombre de mujer imprescindible, el de Angélica Beatriz Lacunza.
FORMACIÓN
La profesora Lacunza, ‘Biche’, como cariñosamente la apodaron desde pequeña sus familiares y amigos, egresó en 1947, como maestra de la Escuela Normal Nacional Alte. G. Brown de Quilmes, institución en la que ejerció largos años y con la cual estuvo vinculada desde que su madre Ángela Benna,[1] también ex alumna de esa Escuela en 1920, fue presidenta de su cooperadora desde 1946 hasta 1956.
Concluido el magisterio, Angélica, que había descubierto que la literatura era en esencia su principal motivación ingresó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, donde obtuvo el título de Licenciada en Letras e hizo de la docencia y la literatura los senderos por los que atravesar la vida. Su postura académica ante el hecho educativo le granjeó el respeto y el afecto de colegas y alumnos.
LA OBRA
Es la suya una vasta obra que muestra a las claras su inclinación por el ensayo y la poesía; ha publicado la bibliografía de Francisco Luis Bernárdez, editado por la Facultad de Filosofía y Letras, Buenos Aires; “La obra poética de Francisco Luis Bernárdez a través de cuatro momentos de la literatura argentina contemporánea”, [2]con el auspi­cio del Fondo Nacional de las Artes, 1964; “Lugones”, 1964; “Escamitas”, cuento infantil en colaboración, 1964; uno de sus primeros libros de poemas que mencionamos, “Raíz de tiempo” y “Canto Circular” (1968), “Poemas con máscaras” (1974), [3]La orilla de los signos”(1977), libro colectivo junto a Beatriz Álvarez, Aníbal Gordillo y Jorge A. Mirarchi de la colección "Poesía del nuevo tiempo" (N°8) que dirigían Nelly Candegabe y Sigfrido Radaelli de "Ediciones Tres Tiempos"; sigue “Sin señales de alarma” con ilustraciones de Enrique Gorla (1982) [4] y un riguroso ensayo sobre la  Vinculaciones entre la esencia poé­tica de Rosalía de Castro y la fundamentación filosófica del dolor”, el tema más importante en la obra de Rosalía, donde Angélica B. Lacunza como poeta, crítica e historiadora de la literatura, coincide en señalar la hondura con que la poeta española nacida en Santiago de Compostela el 24 de febrero de 1837 y fallecida en Padrón el 15 de julio de 1885, vivió esa realidad.

CRÍTICA
Para ahondar en esta trayectoria lírica recojamos las exactas palabras de la Nélida Salvador, profesora universitaria, poeta e investigadora, [5]en la contratapa de uno de sus últimos libros ‘Sin señales de alarma’:“Desde su libro inicial ‘Raíz del viento’, la obra poética de Angélica Beatriz Lacunza ha mantenido un firme continuidad temática y expresiva que confluye paulatinamente en la presencia de ciertas motivaciones definitorias de su problemática interior – soledad, desamparo, acoso existencial – como puede apreciarse en ‘Canto circular’ y ‘Poemas con máscaras’. Esa persistente actitud indagadora, centrada en la confrontación de sus más profundas experiencias vitales con las circunstancias inmediatas que las condicionan inevitablemente, cobra renovados matices en las composiciones que forman parte del volumen ‘La orilla de los signos’ donde se advierte ya un proceso de elaboración estilística que avanza hacia el logro de su plena autenticidad.
La propuesta lírica que nos acerca ahora su última colección de poemas – ‘Sin señales de alarma’ – parte también de esa obsesiva búsqueda de definiciones esenciales que caracteriza a toda su producción creadora para proyectarse hasta una decidida ruptura de convencionalismos y de situaciones rutinarias. Evadiendo las engañosas respuestas de su propio monólogo, Angélica Beatriz Lacunza asume el enfrentamiento del acontecer cotidiano,  ese espejo implacable  donde se refleja cada uno de nuestros gestos y de nuestras secretas vibraciones.
 Más allá del ‘delicado equilibrio’ que imponen los hábitos heredados y los límites de la convivencia, trata de alcanzar la dimensión real de sus actos aunque ello implique reconocer culpas y equivocaciones. De las falsas premoniciones, de la incertidumbre urdida por el delirio pasa así a afrontar la certeza de un orden nuevo que ofrece a la mirada todas las posibilidades de recuperar el asombro, de ubicar en el mundo la inconsistencia de las frustraciones para inmolarlas definitivamente en un maduro desafío a la inercia y a la complicidad de la memoria.”
La poeta y docente Angélica Beatriz Lacunza junto a la señora Ana María Berbeni Lanz de Cella en la entrega de distinciones a ex docentes de la Escuela Normal de Quilmes en su Centenario. (2012)
La obra literaria de la profesora Angélica Beatriz Lacunza, mereció numerosas distinciones,  transitó por los ámbitos de las aulas y se perpetuó en libros que superaron los límites de nuestro Quilmes y de nuestro país.
El 26 de noviembre de 1983, como parte de la IIIᵃ Fiesta de la Poesía y el Cuento, realizada en la Soc. Italiana M y C. 'Cristobal Colón - Patria y Unidad', el taller literario coordinado por el Prof. Chalo Agnelli, realizó el homenaje a "La Mujer en la Poesía" en la persona de la poeta Prof. Angélica Beatriz Lacunda.
Sus libros se hallan en numerosas bibliotecas públicas, populares y escolares, recientemente estudiantes de la carrera de Filología Hispánica de la Universidad de Antioquía, Medellín, Colombia encontraronen en su Biblioteca, "Raíz de Tiempo” (1966) e iniciaron un trabajo para revitalizar su obra y enfocar trabajos de grado hacía ella.

Homenaje realizado el sábado 5 de mayo de 2018, en la Casa de la Cultura de Quilmes a la docente y poeta Prof. Angélica Beatriz "Biche" Lacunza por las Asociación Amigos de las Artes junto a otras dos mujeres de la educación, el arte y la cultura quilmeña profesoras Susana Paroy y Haydeé Trinca.
Prof. Chalo Agnelli
Quilmes, 11 de octubre de 2010/2015
FUENTE
Todas las publicaciones mencionadas se encuentran en la Biblioteca Popular Pedro Goyena de Quilmes.
NOTAS


[1] Angélica Benna de Lacunza, fue en su carrera docente directora de la escuela Nº 28, precursora de la educación quilmeña y generadora de una familia de educadores. 
[2]  Editorial Huemul
[3]  Grupo Editor Argentino
[4] Editorial: Botella al Mar,
[5] Autora de “Geografía Lírica Argentina. José Isaacson” (Corregidor, Buenos Aires, 2003), “Canto de extramuros” (1963), “Otras palabras” (1992), “De plantas y espejismos” (2002) “Vanguardia y posmodernidad” (Corregidor, 2011)

7 comentarios:

  1. MENSAJE DE CAMILA LONDOÑO ROMÁN: Buenas noches, Chalo.
    Espero que se encuentre muy bien. Le escribo desde Medellín, Colombia. Mi fin es muy especial: Hace algunos días estuve en la biblioteca de mi universidad -la Universidad de Antioquia- y a causa de un azar muy bello encontré una poeta que me ha deslumbrado con su voz lírica: Angelica B. Lacunza. Me impactó muchísimo por tres razones: la forma en la que llegué al libro -Raíz del tiempo-, sus versos increíblemente bellos, y el tiempo que el libro llevaba sin ser prestado. He estado tratando de encontrar información sobre ella, pero es un poco difícil. Buscando información llegué a su blog - El Quilmero- allí hay una entrada donde la cita. Por eso me tomo el atrevimiento de escribirle. Realmente quisiera acercarme un poco más a esta poeta, saber si cuenta con vida y si quizá hay alguna forma de ponerme en contacto con ella.
    Le escribo desde Medellín, Colombia. Mi fin es muy especial: Hace algunos días estuve en la biblioteca de mi universidad -la Universidad de Antioquia- y a causa de un azar muy bello encontré una poeta que me ha deslumbrado con su voz lírica: Angelica B. Lacunza. Me impactó muchísimo por tres razones: la forma en la que llegué al libro -Raíz del tiempo-, sus versos increíblemente bellos, y el tiempo que el libro llevaba sin ser prestado. He estado tratando de encontrar información sobre ella, pero es un poco difícil. Buscando información llegué a su blog - El Quilmero- allí hay una entrada donde la cita. Por eso me tomo el atrevimiento de escribirle. Realmente quisiera acercarme un poco más a esta poeta, saber si cuenta con vida y si quizá hay alguna forma de ponerme en contacto con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Prof. Lacunza vive en Quilmes. En la Biblioteca donde trabajo hay otros libros suyos. Saludos.

      Eliminar
  2. DICE CAMILA LONDOÑO ROMÁN: No imagina la alegría que me da saber esa noticia. ¡Le agradezco muchísimo! Quisiera revitalizar su obra, enfocar mi trabajo de grado hacía ello.¿Usted podría indicarme si allá en Argentina hay otras ediciones de Raíz de tiempo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AGREGA C.L.R: Quiero compartirle la inmensa felicidad que siento en este momento. Angélica Lacunza ha sido el descubrimiento más bello que me ha brindado el azar. El día que fui a la biblioteca y me encontré con sus versos estaba buscando un libro de Roberto Juarroz. Me gusta quedarme jugando con la vida y buscar en los alrededores de los libros que busco otro que pueda tocar mis fibras. Ese día fue Raíz del tiempo. Estaba a unos cuantos libros de "Poesía y Realidad" endeble, de color amarillento. Llamó mi mirada, abrí cualquier página y leí. Fue increíble, inmediatamente sentí la fuerza de esa voz. Luego, al ver la lista de préstamo, me di cuenta que desde 1996 no había estado en manos de nadie. Que sus versos no se leían hacía 22 años en Medellín. Estoy deslumbrada con su poesía, quiero que más personas en mi ciudad la conozcan. Por eso es tan valioso para mí su respuesta y la información que me comparte.
      Yo ando comenzando ese camino. Estoy en sexto semestre de Filología Hispánica. La poesía, la literatura me salvan, quisiera que otros puedan sentirlo -sobretodo aquellas comunidades marginadas y afectadas por la violencia- .
      Gracias, señor Chalo. Agradeceré cualquier información que pueda brindarme. Me gustaría mucho también hablar con ella, esta semana trataré de hacer la llamada.Un caluroso saludo desde Medellín.

      Eliminar
  3. Gracias Camila. Ya me comuniqué con ella y le envié tu interés y te envié su teléfono. De obtener algo más te lo enviaré. Yo fui profesor de literatura e historia durante varios años. Me place cuando los jóvenes se entienden con la literatura. Saludos

    ResponderEliminar
  4. ABRAZO Y CARIÑOS a mi querida BECHI...!!

    ResponderEliminar
  5. Chalo esto fue demasiado. Es verdad que dediqué mi vida a la docencia por vocacion y por herencia y a la literatua porque creo que solo los libros y su lectura pueden mejorar este mundo, que malentiende lo tecnologico, a veces útil y otras tan peligroso como convertir a las personas en títeres sin ideas, pero estoy lejos de tu muy amable ponderación. A veces la amistad agranda las pequenas virtudes que poseemos. Por todo esto mil gracias y espero que esa remota compatriota latinoamericana pueda entender y gustar estos fragmentos de mi yo que surgen de mi poética. Otra vez mil gracias Chalo. Biche Lacunza.

    ResponderEliminar