miércoles, 3 de abril de 2013

ESA CITA QUE SERÁ LA NUESTRA




 a L. R.
Estoy tan cansado de polémicas, de exclusividades, de fanatismos! En tu casa puedo entrar sin vestirme con un uniforme, sin someterme a la recitación de un Corán, sin renunciar a nada de mi patria interior. Junto a ti no tengo ya que disculparme, no tengo que probar nada... Yo, que como todos, experimento la necesidad de ser reconocido, me siento puro en ti y voy hacia ti. Tengo necesidad de ir allí donde soy puro. ¿Qué he de hacer con un amigo que me juzga?... A veces tengo necesidad de gustar por adelantado el calor prometido, y descansar, más allá de mi mismo, en esa cita que será la nuestra.



Fragmentos de "Carta a un rehén", Antoine de Saint Exupèry

1 comentario: