lunes, 20 de agosto de 2012

JOSÉ, AMIGO!


José: perseguido y hasta odiado por los rivadavianos en la soberbia Buenos Aires; sospechado y ninguneado por el Patriciado mendocino que no estuvo nada contento de "colaborar" para tu ejército; repudiado y acusado de lo peor por la aristocracia limeña, recelosa de cualquiera que les recortara poder; tentado todo el ti
empo a involucrarte en la desgarradora guerra civil argentina, a lo que dijiste que No, cosa que tus oficiales no pudieron, no quisieron, no supieron. José, que anciano ya supiste despertar la admiración de Alberdi y Sarmiento y que, como otros tantos, tus últimos días fueron de sobriedad y austeridad republicana. 
Ese republicanismo que te hizo cruzar el Atlántico porque América (así era entonces, América) era la esperanza de los nuevos tiempos. Gracias José, estuvo muy bien, hiciste lo que pudiste y la verdad, no fue poco. Que va a ser... 
Descansá en paz que bronce más, bronce menos, igual que tus paisanos, los de abajo te llevamos en el corazón...

Prof. Carlos Melone
I.S.F.D. Nº 24

miércoles, 15 de agosto de 2012

POR LAS GRIETAS DEL TIEMPO


por las grietas del tiempo
donde se esconden al acecho
predadores, presas y poetas
ruge hoy inquietante viento
extraño, abrasador
y carro de tormentas
¿de qué pechos ignorados
de qué pulmones milenarios
parte esa suma de voces
débiles, postergadas, pequeñas
que al chocar con las fisuras del tiempo
produce pavor, temblores y tornados

espanta al predador, a las presas alerta
e inspira a los poetas?
no es nuevo el viento
su edad acumula milenios
la misma que el cobarde
el valiente
y el traidor
pero hoy arrastra tempestades
desde las canteras de Olduvai
y de Laetoli
del África natal
con sus praderas germinales
la tormenta arrastra el aliento
del pintor de Altamira
los temores de Lucy y su pareja
el grito silencioso de los chicos de Tucumán
Formosa y Bangladesh
la rebelión de tantos marginados
el clamor de los rebeldes
y justos sacrificados
y el aliento final
de invadidos e invasores
que pisaron y pisan
los hoy diseminados
campos de Pangea
desde que diera el postrer grito
el último neandertal

¿cuánto viento hará falta
cuántas tormentas deberán pasar
por las grietas del tiempo
- eternas y estrechas -
hasta que los vendavales
se tornen brisa
y héroes los poetas?

Jorge A. Colombo
Argentino. Artista integrante de Arte del Mundo ,
Portal Internacional de Artes Plásticas & Visuales.
 Tercer Premio Internacional de Poesía
(del conjunto "De brumas, de broncas y de amores" )