viernes, 21 de septiembre de 2012

ZAMBA PARA NO MORIR

Romperá la tarde mi voz
hasta el eco de ayer
voy quedándome sólo al final
muerto de sed, harto de andar
pero sigo creciendo en el sol, vivo.


Era el tiempo la flor
la madera frutal
luego el hacha se puso a golpear
verse caer, sólo rodar
pero el árbol reverdecerá, nuevo.

Al quemarse en el cielo la luz del día, me voy
con el cuerpo asombrado me iré
ronco al gritar que volveré
repartido en el aire al gritar, siempre.

Mi razón no pide piedad
se dispone a partir
no me gusta las muerte ritual
sólo dormir, verme borrar
una historia me recordará, vivo.

Veo el campo el fruto, la miel
y estas ganas de amar
no me puede el olvido vencer
hoy como ayer, siempre llegar
en el hijo se puede volver, nuevo.

Hamlet Lima Quitana
Nació en Morón el 15 de setiembre de 1923.
Falleció en Buenos Aires el 21 de febrero de 2002, a los 78 años 
Tomado de la revista del Centro Cultural Artempie, Nº 11
(2º época Nº 21 / 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario